The X Files | ARCHIVO


Chris Carter recuerda el final de The X-Files

9326084031_26f4d03c73_z.jpg

Por Ray Rahman
Publicado originalmente en Entertainment Weekly el 16 de abril, 2014
Traducción: Marlene De León

En la última edición de la revista Entertainment Weekly, hablamos con showrunners que han pasado por el laborioso proceso de llevar una serie a su fin. El final del 2002, para nueve temporadas de la serie de ciencia ficción de Chris Carter, The X-Files, fue especial en muchos sentidos: no sólo era traer de regreso a un personaje principal que había salido del programa (el Agente Mulder interpretado por David Duchovny), sino que también dio a los fans la oportunidad de ver a sus héroes (Mulder y Scully, interpretada por Gillian Anderson) reunidos en un escenario que se remontaba al estreno de la serie en 1993. Por otra parte, The X-Files fue una de las primeras series en involucrarse plenamente con sus fans en línea - como Carter dice, “Realmente crecimos junto a Internet.” Sigue leyendo la conversación completa con Carter sobre sus experiencias preparando el final de The X-Files y cómo podría afectar a su nueva serie web, The After.

ENTERTAINMENT WEEKLY: ¿En qué momento supiste que era tiempo de finalizar The X-Files?

CHRIS CARTER: Creo que decidimos poner fin a la serie aproximadamente a la mitad de la novena temporada. Fue un par de meses después del 9/11, que en realidad me parece que es, para mí, un momento decisivo. Para el país y el mundo, por supuesto, pero para el programa también. Perdimos nuestra fuerza por decirlo de alguna de una manera, los siguientes meses ayudaron a formar nuestro enfoque hacia el final.

Así que, ¿cuándo supiste cómo iba a ser el final?

No fue sino hasta el final. No recuerdo exactamente cuántos episodios hicimos en la novena temporada - probablemente hicimos alrededor de 20. Realmente no tuvimos la oportunidad de trabajar en ello, e hicimos un final de dos horas, algo que nunca habíamos hecho antes. Así que realmente no pensamos en cómo exactamente iba a terminar hasta que nos vimos forzados a hacerlo, porque había demasiado trabajo que hacer con un itinerario de emisión. Pero sin duda, porque era una parte de la mitología, teníamos una buena idea de donde estábamos y hacia dónde nos dirigíamos.

Así que, el final que salió al aire, ¿fue la visión original? ¿Era exactamente lo que ustedes habían decidido cuando lo escribieron, o hubo cambios en el camino?

Todo está en constante cambio, y si estás haciendo bien tu trabajo, no se puede simplemente decir: “Esto es lo que estoy haciendo y funciona exactamente así.” Encuentras algo en el camino. Si tienes un buen equipo, todos tendrán  una aportación interesante, así que estoy seguro de que esa fue la forma en que trabajamos. No recuerdo exactamente cómo se hizo. Pero lo curioso acerca de hacer un programa de televisión es que nunca se sabe cuándo va a terminar. Y si tienes la suerte de tener nueve temporadas… todos le apuestan a cinco temporadas; todo el mundo quiere hacer 100 episodios, pero cuando haces 200 episodios  tienes que empezar a pensar en las cosas de forma diferente, y sin duda esa fue una gran parte de cómo terminó el show.

Cuando se acercaban con el final, ¿sintieron que había mucha presión para reunir a Mulder y Scully en la pantalla? ¿O era algo que quería que sucediera todo el tiempo?

Era una necesidad para mí,  que terminaran esencialmente donde comenzaron. Algo lindo para mí y los personajes, y fue una escena conmovedora. Una de mis escenas favoritas del piloto es cuando Mulder se abre con Scully en la oscura habitación de hotel [a la cual se hace alusión en el final]. Eso fue… puedes imaginar que has pasado una buena parte de tu vida con estos personajes, así que eso es algo muy abrumador.

¿En qué momento le dejaron saber a David Duchovny acerca del plan? ¿Siempre hubo seguridad de que él estaría involucrado en el final?

Sí. Y sabes, mientras  él estuvo ausente directamente del programa por una buena parte de la temporada y antes de eso, no era un eje ausente. No era como si realmente hubiera desaparecido. Y fue un regreso obligatorio.

Hubo una película de The X-Files antes de que la serie terminara y hubo una después. Cuando estaban terminando el show, ¿lo escribiste con la posibilidad de una película/continuación en mente?

Se habló, pero no era… era una idea y no un objetivo necesariamente. Pero sin duda estaba ahí como una posibilidad. Y nosotros, en efecto, hablamos con Fox tan pronto terminó el programa acerca de hacer una película. Esa energía se disolvió por alguna razón. La 20th Century Fox no ha querido hacer algo en la escala de la primera película; querían hacer algo más pequeño, y pensamos que podría ser un enfoque interesante -volver atrás y básicamente hacer lo que era un enfoque tipo stand alone. Y que de hecho tomó varios años - creo que seis años - antes de que nos sentáramos a hacerlo.

Saber que había la posibilidad de hacer otra película, ¿afectó de algún modo la forma en que escribiste el final?

No, no creo que lo hizo.

¿Pediste  consejo a otros productores o showrunners cuando estabas armando el final? Tal vez personas que habían atravesado por ello antes

Me hubiera gustado. [Risas] Pero no creo que lo hubiera hecho. Fue una situación frenética y presionada, y no tienes mucho tiempo para detenerte y rascarte la cabeza o hurgar en los cerebros de otras personas. Es una de las experiencias más intensas de mi vida, justo antes del final.

¿Hiciste alguna tarea? Tal vez ver los finales de otros shows emblemáticos

Me gustaría poder decir que sí, pero no recuerdo haber hecho eso.

Ustedes siempre estuvieron particularmente en sintonía con sus espectadores. ¿Escucharon lo que los fans incondicionales querían en el final, o se encerraron en una habitación alejada del mundo exterior?

Estás haciendo una pregunta que se puede hacer acerca del programa en general. Nosotros siempre escuchamos a nuestra audiencia, pero cuando nos sentamos a hacer lo que hicimos, siempre hicimos lo que se sentía bien para nosotros. Ciertamente, no podemos evitar ser influenciados por los comentarios de la gente, y sin duda tomé consejos de las personas durante el transcurso del programa. Pero sé que cuando nos sentamos a hacer esas últimas dos horas, lo hicimos con tantos pensamientos en nuestra cabeza - pero en realidad era “¿qué tan bien podemos terminar el programa?” Hablaré de la forma en que otras personas terminaron sus programas después de que The X-Files finalizó. Por supuesto que vi el final de Los Soprano y Six Feet Under, sin duda con nuevos ojos por el fin del mío. Y quedé muy  impresionado por la forma en que estos dos shows terminaron.

Se siente como un entorno diferente poner fin a un programa hoy en día. Los riesgos para los finales son mayores que antes. ¿Sientes que se le da demasiada importancia a cómo termina una serie en estos días?

Absolutamente los riegos han cambiado. Creo que con esta narración tipo saga, el final es muy importante, ya que no es necesariamente el final de sólo una serie, es el final de un cuento mucho más largo.

Si The X-Files estuviera en la era de Twitter, o si Twitter hubiera estado alrededor en ese entonces, ¿cómo crees que hubiera afectado el show, o la forma en que se escribió el final?

No sé si hubiera afectado directamente de alguna forma. Realmente crecimos junto a Internet. Así que desde el principio había salas de chat, y la gente podía llegar inmediatamente a nosotros. Aunque creo que la tecnología ha hecho que esas distancias sean aún más cortas entre el público y los programas, tuvimos esa experiencia - sólo que en una forma que no era tan inmediata.

¿Hubo una gran cantidad de comentarios de la cadena con respecto al final?

Ellos siempre tenían notas y comentarios, y siempre nos escucharon, y fue parte del proceso. Sigo teniendo amistad con la gente que hizo los comentarios, por lo que fue un proceso muy constructivo y creativo. Pero lo bueno de la serie – para mí una de las mejores cosas del show - fue que una vez que demostramos que no éramos unos completos idiotas, nos dejaron hacer nuestro trabajo

Cuando el programa finalmente terminó y todo el mundo lo vio, ¿cómo fue esa experiencia para ti?

Fue muy extraño que ya no iba a trabajar en ello nunca más. Y cuando lo digo, es la más honesta de las verdades: trabajé once meses y medio al año durante 10 años, porque me tomó alrededor de un año levantar el programa. Y entonces, de repente, no vas a hacer eso nunca más. Recuerdo haber visto el final del programa, solos mi esposa y yo sentados en la sala. Era a la vez conmovedor y al mismo tiempo completamente decepcionante. [Risas]

¿Qué te pareció la reacción de los fans? ¿Se te acercaron personas para hablarte del legado del  programa, u otra cosa?

Sí, por supuesto. Y tú… Yo no presto atención. Es curioso, no leí los comentarios en línea de este nuevo programa que estamos haciendo [The After]. En realidad es un ejercicio de locura. Pero lo que hago, sin embargo, es que sé que otras personas los leen, y son personas en las que confío y que puede separar las opiniones por mí, y sin duda son las mejores críticas que podría tomar en serio. Estoy seguro de que fue de la misma forma al final de The X-Files. Presté un poco de atención, eché un vistazo más que fijarme en ello.

¿Cuáles son algunas de las lecciones que aprendiste de The X -Files y su final que podrías aplicar a futuros proyectos?

Aprendí lecciones, y si me preguntas cuáles fueron, probablemente me sentaría aquí y habría un largo silencio en el teléfono. Pero las hay… desarrollamos instintos, y sin duda aprendes cosas. Una de las mejores cosas acerca de hacer un programa de televisión que se prolonga durante tanto tiempo es que ganas conocimiento  que sólo puedes adquirir a través de esa experiencia. Desarrollas instintos y, con suerte, un buen medidor de mentiras.

© 2017 QuieroCreer
La mayoría de las fotos, personajes e historias son propiedad intelectual exclusiva de la Twentieh Century Fox Film Corporation [http://www.thexfiles.com], por lo que este sitio no es oficial y pretende ser un homenaje de fans al programa de THE X-FILES.